Llevaba muerta mucho tiempo, pero lo que encontraron después les hizo llorar

El equipo de rescate estaba haciendo una dura búsqueda de supervivientes del terremoto de Asia y se encontraron con una mujer enterrada entre los escombros de una casa. Ella estaba acurrucada -casi como si estuviera abrazando algo.


La mujer parecía llevar muerta mucho tiempo. El grupo de rescate se puso en marcha para buscar supervivientes, pero el líder del grupo seguía pensando acerca de la mujer que encontraron. Siguiendo a su intuición, volvió al lugar del accidente y echó un vistazo más de cerca a la mujer. Se puso de rodillas y limpió el área debajo de ella, y así descubrió algo increíble: una bolsa de tela cae de los brazos de la mujer muerta. Dentro, había un niño pequeño. Inmediatamente, llamó a un doctor para que examinara al niño.


Pero esto no fue todo. Cuando el hombre echó un vistazo a la bolsa, encontró un teléfono móvil con un mensaje en la pantalla. Se pasaron el móvil unos a otros para que todos pudieran leer el mensaje, y en cuanto lo hicieron, rompieron a llorar. El mensaje decía: "En caso de que sobrevivas, recuerda siempre que te quiero".

No hay duda de ello: esta madre estaba decidida a dar su vida por su hijo. Su increíble sacrificio ha conmovido los corazones de millones de personas, porque nos enseña que el amor siempre triunfa - incluso después de la muerte.