Esta es la demostración de que las madres son lo más importante de este mundo

Jeffrey llegó a casa como cualquier día después de trabajar. Este joven vive alejado de su familia, así que su sorpresa fue tremenda cuando se encontró en el salón de su casa a su hermano, que había viajado cientos de kilómetros para visitarle.

Pero el plato fuerte del momento aún estaba por llegar, ya que, mientras Jeffrey celebra con alegría la visita de su hermano, no repara en que tras una pared, en la otra habitación, se encuentra su madre, que ha viajado desde Gabon para reencontrarse con él después de 10 años.

10 años se dice pronto, pero una década separado de su madre se ha tenido que hacer muy larga para él. Por eso, no es de extrañar el estallido de emociones cuando se reencuentran, y que hace que incluso el espectador más pétreo tenga que hacer un gran esfuerzo para contener alguna lágrima que otra ante la emotiva escena.


VEA EL VÍDEO A CONTINUACIÓN: