Con estos sencillos pasos fabricarás un champú antipulgas casero para tu perro

Nuestros perros necesitan a veces un baño con champú antipulgas. Sin embargo, puede que cuando vayas a echar mano te des cuenta de que se te ha terminado. No te preocupes, aquí te enseñamos a fabricar un champú anti pulgas de forma casera que te salvará del apuro por un precio irrisorio. Toma nota:

Ingredientes


– 1 taza de agua tibia
– 1/4 taza de jabón para lavar los platos
– 1/4 taza de vinagre blanco

Además de los 3 ingredientes necesitarás un recipiente para hacer la mezcla, una paleta, una botella de plástico vacía y un embudo.

Cómo hacer el champú antipulgas

1. En primer lugar echamos una taza de agua en el bol donde realizaremos la mezcla



2. Después añadimos 1/4 de taza de jabón para lavar los platos


3. Y la misma cantidad de vinagre blanco, aunque podéis utilizar otros como el de sidra de manzana


4. Removemos todo muy bien hasta incorporar todos los elementos adecuadamente



5. Con ayuda de un embudo, introducimos el champú en una botella de plástico. ¡Y listo!


También hay variantes de este champú que incluyen bicarbonato, pero no os la recomiendo en absoluto ya que, en caso de ingesta, es bastante tóxico para ellos. 

Recordad que cuando lo apliquéis sobre vuestra mascota, no debe caerle nada en los ojos ni el la boca, por lo tendréis que poner especial cuidado en la zona de la cabeza. Masajea con mucho mimo y cariño el cuerpo y las patas de tu mejor amigo, pues seguro que le encantará, y deja que actúe durante 5 minutos. Después acláralo bien y sécalo con su toalla. Ahora tu perro estará listo de nuevo para salir a perrunear :) Para que tenga mejor efecto se debería aplicar unas 3 veces durante una semana.

Por si os ha quedado alguna duda, aquí tenéis el vídeo completo donde nos explican, paso a paso y con todo lujo de detalles, cómo preparar este socorrido producto para nuestros perros.