Nadie asistió al cumpleaños de este niño. Lo que sucedió después fue maravilloso


El temor más grande de festejar un cumpleaños es que tus invitados fallen, que nadie venga, que te quedes solo, sentado en una punta de la mesa gigante y que nadie asista a ver cómo soplas las velitas.


Ese miedo existe siempre, desde niño hasta adulto, aunque el 98% de las veces nunca sucede.

“Voy a morir sola”

Pero Rachelle Briannan, la madre del pequeño Taenon, vivió una de las situaciones más complicadas, una hora antes de que comenzara el cumpleaños de su hijo se dio cuenta de que ninguno de los 12 invitados llegaría a la fiesta.

Las redes sociales son buenas para estas cosas y ella, en un acto desesperado, contó su historia en el Facebook Midnight Mums (Mamás de medianoche).


“Estoy sentada en mi pieza llorando. Doce niños fueron invitados a la fiesta de cumpleaños de mi hijo hoy, y una hora antes todos cancelaron o no contestaron a mis mensajes. Mi hijo cumple cuatro y esta es la primera vez que él realmente entiende todo lo que significa un cumpleaños con amigos.

Mi corazón está roto por él. Estoy tan dolida y molesta. ¿Qué puedo hacer para solucionar esto?

Le horneé este enorme pastel de superhéroe y no habrá nadie para cantarle cumpleaños”, relató la mujer.

Ese mensaje fue respondido por 30 niños que llegaron al McDonald’s de Eltham, un distrito de Melbourne en Australia.



Pero no solo eso, a la fiesta incluso asistieron tres personas del Servicio de Emergencia y dejaron que los niños exploraran el camión en el que realizan sus trabajos.

El cumpleaños resultó ser un éxito, los pequeños la pasaron excelente y los padres, conmovidos por la situación, tuvieron su respectiva charla, almuerzo y diversión.


Luego, la madre del Taenon, agradeció a todos en un mensaje en esa misma red social que le salvó el día y la psiquis de su pequeñito.

“Estamos tan inundados con amor y apoyo que es increíble. Personas tomaron su propio tiempo y dinero de sus vidas para invertirlas en mí y en mi hijo Taenon”.

Lo lindo de esta historia es que, además de que todo salió de mil maravillas, el niño conoció nuevos amigos y la madre también.

La frase de que en toda crisis hay una oportunidad se aplica bien en este caso, ¿no creen?