'La peor madre del mundo' tiró los helados de sus hijos, pero todo tuvo una genial explicación


Jaime Primak Sullivan es una escritora estadounidense, madre de 3 hijos. Un día explicó en Facebook la situación que la hizo "la peor madre del mundo":


"Pues resulta que soy la peor madre...que hay...en el mundo.

Hoy llevé a los niños a Dairy Queen después de cenar. Una vez pidieron los postres que querían, esperamos unos 5 minutos a que llamaran nuestro número. La chica que nos atendió (de unos 17 años) les dio a cada uno el helado que habían pedido. Ninguno la miró a los ojos. Ninguno le dijo gracias. Ni a ella, ni a mí... Así que esperé. Conté hasta 10 en mi cabeza mientras empezaban a comerse sus helados y la chica me miraba fijamente (probablemente pensara que yo estaba oyendo voces). Luego observé cómo mis hijos se abalanzaban hacia la puerta. Los seguí afuera, donde les quité los helados con calma y donde mis hijos vieron con horror cómo los depositaba en la basura más cercana. Los 3 se pusieron histéricos. Yo esperé. Callada. Con calma. Cuando se dieron cuenta de que tenía algo que decirles, se callaron. 

Entonces les expliqué que algún día, si tenían suerte, tendrían un empleo como el de aquella chica, y que yo esperaba que la gente los miraran. Que los miraran de verdad: les miraran a los ojos y les dijeran gracias. A los 8, 7 y 5 años ya somos mayorcitos para demostrar buenos modales y decencia básica del ser humano", 

Y por esto hoy soy la peor madre del mundo”.



Las reacciones a los métodos de Jaime para educar a sus hijos son muy diversas. "¡Bien hecho! Como alguien que trabaja en un restaurante y al que ignoran constantemente, ¡te agradezco que enseñes modales a tus hijos!" comentó alguien. "Sé que eres madre, pero en mi opinión creo que esa reacción fue algo exagerada y dura. Ese recuerdo les quedará para siempre imborrable en sus mentes" dijo otra persona. 

Y tú, ¿qué piensas del método de esta madre de 3 hijos?