Con estos geniales trucos despejarás tu nariz taponada en sólo 2 minutos


Es la época de nuevo: el otoño y el invierno han llegado, y es hora de estornudar! La gente que te rodea no para de toser y sonarse los mocos. Es cuestión de tiempo que tú lo pilles también. Y el problema entonces será: o tienes la nariz como un dique abierto o estará bloqueada y tendrás que inspirar suficiente oxígeno a través de la boca. Sin embargo, el peor momento es la noche. Y es que si te resfrías, olvídate de tener dulces sueños; el tiempo en tu cama será más una pesadilla. Das vueltas sin parar, a derecha e izquierda, buscando la postura en la que poder respirar; muchas veces en vano. Pero puedes solucionar este problema sin sprays nasales que contengan ingredientes adictivos u otra medicación. Estos 2 consejos te ayudarán a respirar libremente de nuevo, pese al resfriado.


1. Lengua y acupresión. 

Presiona la punta de la lengua contra el cielo de la boca durante unos segundos. A continuación, vuelve a relajar la lengua. Repite este ejercicio unas cuantas veces. 


Al mismo tiempo, aprieta los dedos índice y corazón contra la frente en medio de las cejas durante un segundo. Repite este gesto unas cuantas veces. 


Es importante que hagas estos dos ejercicios a la vez y varias veces durante 25 segundos para despejar la nariz. 



2. Aguanta la respiración.

Respira hondo. Inclina la cabeza hacia atrás y agárrate la nariz con los dedos pulgar e índice. Aguanta la respiración tanto tiempo como puedas pero solo hasta que empiece a ser incómodo y no más. 


Aquí tienes un vídeo con la explicación de los ejercicios (en inglés):



Ahora podrás respirar bien de nuevo. Cuando pilles un resfriado, deberías intentar realizar estos ejercicios antes de irte a la cama para poder dormir mejor y recuperarte durante la noche. ¡Inténtalo! 

¡Comparte este post con todos tus conocidos y ayúdales a despejar la nariz y a poder dormir!