Haz con tus propias manos esta genial biblioteca con cajas antiguas de fruta


Esta biblioteca te resultará muy barata, sencilla y práctica. Los cajones de manzana serán un material versátil en este proyecto, ya que puedes disponerlos de la manera que más te guste. Así, podrás hacer un diseño que se adapte a tus necesidades. Cuando tengas tu biblioteca terminada, puedes apoyarla o colgarla sobre la pared. Esto dependerá del tamaño que hayas escogido.



Materiales

- Cajones de manzana (cantidad necesaria según el tamaño deseado)
- Lija N° 2
- Tintura para madera o betún de judea
- Esponja
- Remeras viejas que ya no vayas a usar
- Martillo
- Clavos para madera


Instrucciones

1. Lija bien los cajones hasta dejar la superficie pareja y lisa.

2. Con una esponja, aplica la tintura o el betún de judea sobre los cajones.


3. Con una de las remeras viejas, limpia la superficie para quitar el exceso. Si no haces esto, el acabado será desprolijo. Probablemente necesites aplicar más de una mano.

4. Con el martillo, coloca los clavos para unir los cajones entre sí. Ten la precaución de doblar el extremo del clavo que saldrá por el otro lado.



Alternativamente, puedes usar placas metálicas perforadas. Para ello, deberás hacer agujeros en aquellos lugares donde las colocarás y usar tornillos para fijarlas.