20 fotos que demuestran lo complicado que es ser padre primerizo


Esta caótica lucha con el recién nacido nos deja unas divertidas imágenes que recordar después, eso si, siempre y cuando vuelvas a dormir al menos 6 horas seguidas…


Dormir a un bebé y no dormirte tú antes es difícil, llegar después a tu cama a veces es imposible.


La mañana después de la gran noche


Y no es el único caso…


Alguna vez no tienes otra opción que acompañarlos a la cuna


Y como es habitual, ellos acaban durmiendo en cualquier momento del día, mientras que tú tienes sueño acumulado.


Y la estampa del vampiro de energía se repite :D


Cualquier lugar es bueno para echar una siesta de unos segundos


¿Adivináis quién no ha dormido esta noche pero si esta mañana?


Y si es difícil con un pequeño, a los padres de gemelos y mellizos habría que darles una medalla.


Puede parecer horrible, pero la historia que hay detrás no. Tiene dos hijos y es la única manera de que no salten desde la cama mientras cambia el pañal del otro.


La falta de sueño hace que no des una…



Y acabas agudizando el ingenio para conseguir un momento de paz


Todos son nuevas experiencias, incluso la hora del baño


Algunos animales nos ayudarán con la labor


Y ya que el pequeño nos hace conocer el significado de la palabra caos, nos tomamos la licencia de permitirnos unas risas a su costa…


Otras veces acabas llevándote el bebé a la cama


A veces cuesta reconocer que se te ha acabado el tiempo de ocio durante unos meses…


Aunque algunos hagan lo imposible porque eso no sea así…


Tener una barriga acolchada puede ofrecer algunas ventajas


Al final intentamos sacar 5 minutos para nosotros…


Y como decíamos, a pesar de lo que pueda parecer, sorprendentemente, compensa. No hay nada mejor que ser padre.

Fuentes: fishki, bloguerin