Inventan el primer traductor perro-humano. Así funciona.


¿Te has preguntado alguna vez qué piensa tu mascota? Próximamente será posible saberlo gracias a ‘No more Woof‘, el primer gadget que ‘traduce’ los pensamientos de tu perro a lenguaje humano, creado por la compañía escandinava NSID (The Nordic Society for Invention and Discovery).

¿Cómo funciona?

El sistema se basa en un software específico y unos sensores con electrodos, que miden las señales eléctricas en su cerebro.


Según sus creadores, existen unos patrones específicos en los perros, que permiten reconocer las ondas cerebrales del animal e informar al dueño de qué esta pensando, mediante un altavoz incorporado.

Y todo ello, en un aparato similar a unos auriculares, que no provoca ninguna molestia a tu mascota.

El gadget ‘No more woof’

Escoge la voz que más encaja con tu mascota

Entre los patrones que han descubierto que piensan nuestras mascotas están ‘estoy cansado’, ‘tengo hambre’, ‘estoy emocionado’ o ‘estoy aburrido’, además de otras más complejas como ‘¿Quién eres?’, cuando el perro ve una cara que no conoce.


Además, NSID está trabajando en poder ofrecer ocho voces distintas para que puedas escoger la que consideres que más se adapta a tu perro.

Por otro lado, en la actualidad sólo está disponible en inglés, aunque la compañía tiene planes para sacar próximamente al mercado la versión en español, chino y francés.


Precio y disponibilidad


Aunque esta tecnología aún sigue desarrollándose, ‘No more Woof’ ya puede adquirirse en la página de la empresa.

Tiene tres formatos diferentes, que van desde la versión básica- capaz de distinguir 2 o 3 patrones de pensamiento diferentes, como cansancio, hambre y curiosidad- por 65 dólares, hasta la versión completa -que se puede personalizar en el color y puede reproducir frases más completas, tipo ‘Tengo hambre, pero no me gusta esto’- por 1.200 dólares.

NSID no se detiene en este desarrollo y ya se plantea nuevos desarrollos, como distinguir y combinar pensamientos más complejos, así como ser capaces de desarrollar un dispositivo similar a éste, pero en sentido contrario. Es decir, que sea capaz de traducirle a nuestro perro lo que estamos pensando en su idioma.    ORIGINAL