15 geniales trucos para que vayas siempre ¡PERFECTA!


Los pantalones que se te pegan al cuerpo por la infaltable corriente estática, los zapatos que te aprietan, tu camiseta favorita que se encogió después de la primera lavada; todos estos problemas ya pueden quedar en el pasado. Sólo tienes que aprender unos truquitos que hoy compartimos contigo a continuación para que cuides tus cosas.


Quitar la mancha de agua de un bolso de piel


Esparce en la mancha la mezcla de agua y vinagre y talla con cuidado con una esponja.

Para que la bisutería no te deje huellas


Si pintas la parte interior de tus anillos con un esmalte transparente, te olvidarás para siempre de tener los dedos manchados.

¿Tu camiseta se manchó de grasa?


Utiliza el talco para bebé para eliminar la mancha.

El champú para bebé salvará la prenda encogida después del lavado


Sumerge la prenda en agua tibia con champú para bebé (por un litro de agua necesitarás una cucharada de champú) durante media hora, exprime la prenda. Estírala completamente, ubica algunos objetos pesados en sus extremos y deja que se seque.


Una cuchilla para afeitar ayudará a eliminar las imperfecciones (como bolitas de fieltro) de tu ropa


¿Encontraste un pantalón de mezclilla con el color perfecto?


Para que los pantalones de mezclilla de tonos oscuros no pierdan su color cuando los laves, añade media taza de vinagre destilado directamente a la lavadora.

Con una plancha para el pelo puedes planchar rápidamente el cuello de tu blusa o camisa


Este método sirve también para planchar las áreas de botónes o plieges en tu camisa o falda.

Una goma de borrar eliminará las manchas de tu calzado de gamuza


Para que tus tenis de lona luzcan perfectos


Mezcla detergente líquido y bicarbonato de sodio en un recipiente. Toma un cepillo de dientes usado y limpia con la mezcla la parte blanca de tus tenis.

Cómo meter el pantalón de mezclilla en unas botas angostas



Quitar las manchas de sudor de la ropa


Es fácil eliminar las manchas de sudor usando jugo de limón y bicarbonato de sodio.

¿Se salió un cordón de tu sudadera?


Utiliza una pajilla para volverlo a meter.

Para que los zapatos nuevos no te aprieten, usa unas bolsas de hielo.


Ubica unas bolsas con agua adentro de los zapatos y guárdalos en el congelador para que el agua se congele. Saca los zapatos, espera a que el hielo se derrita un poco y retira las bolsas. ¡Ojo! Este método no sirve para estirar el calzado de charol.

Si tu pantalón se pega a tu piel por la corriente estática


Para evitarlo, abrocha un alfiler en la costura interior en ambas partes del pantalón.

Para que el cierre de tu pantalón de mezclilla no se baje


Inserta un anillo de llavero en el cierre para poder asegurarlo en el botón.