Si has visto Los Pitufos deberías saber que algo terrorífico esconde. MIRA


Los Pitufos son una serie animada que cobró popularidad en la década de los 80 y hasta el día de hoy, siguen sumando fanáticos alrededor del mundo, o quizá debiéramos decir “sumando almas al servicio de Satanás”. ¿Alguna vez te dieron mala espina? No estabas equivocado.

Fue en 1969 cuando un dibujante fracasado le contó sobre su miseria a un misterioso hombre quien se reveló como el mismísimo Satanás. Le ofreció fama y fortuna para él y su familia a cambio robar almas y matar gente mediante sus dibujos, este pacto seguiría por diversas generaciones, sus hijos y nietos continuarían la macabra tradición.


Mientras el hombre dibujaba en la calle, un ejecutivo de un periódico se acercó y fascinado por la obra, le ofreció un espacio en la sección de historietas de su diario. “Los Pitufos”, unos pequeños duendes que habitaban en el “País Maldito” y que vivían en el bosque de este dentro de hongos, se convirtieron en los personajes favoritos de miles de niños, gracias a las tiras cómicas y la serie animada que protagonizaron.


Si bien, todos los pitufos son iguales, siete de ellos destacan y sus cualidades, demuestran que hacen referencia a los siete pecados capitales. Pitufina por ser la única del género femenino hace clara referencia a la lujuria, mientras que gruñón representaba la ira, el pitufo filósofo la soberbia, entre otros. 99 pitufos en total que parecían iguales, así como los seres humanos, donde a pesar de ser de muchas formas diferentes, el diablo sólo se interesaba en algo que tenemos en común : el alma.

Papá Pitufo simboliza a Satanás, prueba de ello es que su gorro y pantalones son rojos en lugar de blancos como el resto y el pentagrama que aparece en su silla. Entonces los malos eran los buenos, Gargamel y su gato Azrael simbolizaban a un sacerdote y un ángel.


Gargamel vivía en una especie de iglesia abandonada y Balthasar, el hombre que veneraba, era alguien con un traje morada y a quien le besaba un anillo, demostrando que se trataba de un obispo. En la historia, era Gargamel quien creó a Pitufina, mientras estuvo con él era de un aspecto feo y muy desagradable, pero Papá Pitufo la transformó en la más hermosa, todo esto en referencia al sexo dentro y fuera de la iglesia.


Las caricaturas y las historietas mandaban mensajes a la mente de los niños con lo que sencillamente entregaban su alma, pero la creación de mercancía como muñecos años después empezó a ocasionar varios asesinatos. Muchos niños aparecían muertos en su habitación con un pitufo manchado de sangre a su lado y sus padres no pudieron callar.

Hubo muchas protestas pidiendo la cancelación de la serie y las historietas, el Diablo y los creadores de la historia se vieron forzados a llevar un perfil más bajo, por eso ahora sólo vemos películas de vez en cuando en los cines, al día de hoy, los pitufos siguen condenando almas para Satanás.

¿Tienes miedo? Nosotros también.