El fraude del cáncer: EL ATERRADOR SECRETO QUE LAS FARMACÉUTICAS NO QUIEREN QUE SEPAS


Tullio Simoncini es un médico nacido en Roma. Para ser más exactos, actualmente es un ex médico. Su especialidad es la oncología, diabetes y las enfermedades metabólicas. Sin embargo, su nombre es reconocido en todo el mundo y especialmente importante para un gran número de personas que sufren o han sufrido a causa del cáncer gracias a su enorme descubrimiento que habrá de quedar por siempre grabado en los anales de la historia. El Dr. Simoncini descubrió por primera vez en el mundo que la causa del cáncer es un hongo llamado Cándida Albicans y esto lo llevó al mismo tiempo a desarrollar un tratamiento para su cura.

Actualmente en el mundo más de 8 millones de personas mueren a causa del cáncer cada año y para el 2030 se calcula que habrán muerto 21 millones. En Estados Unidos una de cada 4 personas mueren de cáncer, en Japón es una de cada 3, por lo que el descubrimiento del Dr. Simoncini es sin duda el descubrimiento del siglo y es merecedor sin duda del premio nobel.

A sus 20 años, el Dr. Tullio Simoncini perdió a un familiar a causa del cáncer con lo que decidió dedicarse al estudio de esta enfermedad. Y ahora, después de muchos años ha podido responder a la pregunta que hasta ahora nadie había podido responder: ¿Qué es el cáncer? Su respuesta a esta pregunta es: el cáncer es un hongo, el hongo se llama Cándida Albicans.

El Dr. Simoncini con la firma convicción de que el cáncer es causado por el Cándida logra desarrollar un tratamiento que al fin es capaz de curar el cáncer. Su tratamiento ha podido curar incluso pacientes dados por terminales por otros médicos por lo que han acudido a él una gran cantidad de pacientes de todo el mundo que han oído de su prodigioso tratamiento con la esperanza de salvar sus vidas. Sin embargo, como era de esperarse, muchos de los médicos quienes habían declarado como terminales a los pacientes que fueron curados por el Dr. Simoncini se sintieron heridos en su orgullo. De igual forma las instituciones médicas e industria farmacéutica, así como el colegio de médicos, al demostrarse sus terapias convencionales, tales como la quimioterapia y radioterapia, totalmente inefectivas, por lo cual sintieron sus intereses financieros amenazados por el éxito de la terapia del Dr. Simoncini.

El resultado fue que el Dr. Simoncini perdiera su licencia médica, tal y como en el mito griego del dios de la medicina, Asclepios. Asclepios utilizaba su conocimiento para curar un gran número de pacientes y salvarlos de la muerte, lo que dio como resultado que ya nadie muriera, por lo que Hades, el rey del Inframundo decidió quitarle la vida.


Del mismo modo, al salvar vidas de pacientes con el Protocolo Simoncini, tanto las instituciones médicas como la industria farmacéutica perderían a un gran número de sus mejores clientes: los pacientes de cáncer. Sin embargo, los pacientes de cáncer luchan desesperadamente para sobrevivir, y para un paciente, un doctor es alguien que cura enfermedades y el dolor, por lo que no llamarían doctor a alguien que usa veneno y sólo acelera la muerte de un paciente. Hipócrates, el descendiente de Asclepios, juró mantener lo siguiente: “Prescribiré los regímenes para el bien de mis pacientes según mi capacidad y mi juicio, y nunca en perjuicio de nadie. No daré una droga mortal a nadie aún si me lo piden”.

Incluso después de que el Dr. Simoncini perdiera su licencia, los pacientes se enteraron de sus éxitos por rumores o por medio de vídeos en Youtube. Una gran cantidad de pacientes del cáncer continúan buscándolo para obtener su ayuda en contra del cáncer. Por esa razón, el Dr. Simoncini se dio cuenta que debe luchar y hacer frente a la adversidad.

El Dr. Tullio Simoncini, afirma que el cáncer se puede curar con bicarbonato de sodio. La teoría oficial de los estados del cáncer, es que una célula inicial se ha perdido debido a mutaciones genéticas. Esta célula se multiplica de forma aberrante, debido a no es parte de un orden superior de la unidad del organismo en el que cada célula lleva a cabo una función limitada pero esencial coordinada. El Dr. Simoncini dice que esto no es cierto. En cambio, el cáncer es la reacción del cuerpo a una insidiosa micóticas (por hongos), la infección.

El Dr. Simoncini afirma que las células del cáncer son la transformación adaptativa de las células normales en un intento por sobrevivir y contener la embestida de una micosis agresiva. El bombardeo de estas células con quimioterapia y radiación, las hace más débiles, lo que conduce a una lucha de tira y afloja con el hongo. La metástasis no es la migración de células aberrantes a otras partes del cuerpo, es la migración de esporas micóticas que causan cánceres nuevos en un organismo debilitado.

El culpable es el común de Cándida Albicans. El Dr. Simoncini afirma que los diferentes hongos que infectan el cuerpo son en realidad un artificio taxonómico que le da diferentes nombres para el mismo hongo en función de dónde se encuentra en el cuerpo. “La Cándida siempre se encuentra en los pacientes de las guardias de oncología. El problema es cómo se piensa sobre la presencia del hongo. La idea errónea de la oncología oficial es que el cáncer viene antes y luego la Cándida ataca y debilita a los organismos. Pero esto es solo una hipótesis, una hipótesis incorrecta. Mi opinión es que la Cándida viene antes, produce el cáncer, y luego invade al organismo produciendo su muerte. El hecho es que Cándida siempre se encuentra en el tejido del paciente con cáncer. Cualquier otra idea solo puede ser una invención.”El Dr. Simoncini también cita a uno de sus colegas del Norte de Italia, quien solía decir: “Donde quiera que encuentro Cándida, yo hago el diagnóstico de cáncer. ¡Está muy claro que es lo que está detrás del cáncer!” El Dr. Simoncini dice, “que hasta las células cancerosas, si se elimina el estrés de las micosis, volverían a ser células normales”. Afirma que la angiogénesis, el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, es el esfuerzo del cuerpo para irrigar el tumor con más factores de inmunidad, en lugar de ser la estratagema del tumor malicioso para conseguir más sangre para crecer.

El Dr. Simoncini tomó el uso de bicarbonato de sodio para el tratamiento de los hongos de la medicina pediátrica, donde se dio cuenta de que es de uso común para el tratamiento de candidiasis bucal en bebés. Se aplica esta sustancia inofensiva para los cánceres avanzados y tiene una respuesta curativa extraordinaria. Declaró sus conclusiones y establecer un marco teórico. Su ímpetu lo llevó a enfrentarse a muchos puntos de vista contrastantes, iniciándose así una serie de procedimientos legales para revocar su licencia médica. Los cambios de paradigma en la historia se producen por una combinación de muchos factores, incluyendo ideas increíbles con personalidades increíbles. En lugar de ser reprimido, el carácter beligerante Dr. Simoncini, sólo se hizo más fuerte, lo que provocó que se fuera de una cruzada mundial desenfrenada para difundir sus ideas. Tiene cientos de casos curados para probar su punto. El Dr. Simoncini afirma que su fuerza interna deriva de la certeza de llevar la antorcha de la verdad. La historia, dice, al final siempre ha dado la justicia a estos portadores de la antorcha.

El Dr. Simoncini se considera un oncólogo convencional, es sólo el tratamiento que es la alternativa. Cuando un tumor se puede extraer con cirugía se recomienda altamente. Después de esta operación, se recomienda la cavidad debe ser lavada con bicarbonato de sodio para asegurar que matar las esporas que quedan atrás. Su sistema más eficaz de tratar un tumor, es mediante la irrigación directamente con bicarbonato de sodio, aunque en algunos casos es necesario incorporar catéteres implantados. Después de unas semanas, el tumor se encoge y desaparece. El Dr. Simoncini afirma que muchos cirujanos de Italia han seguido esta práctica, aunque en secreto por temor a problemas con las autoridades médicas.

La mayoría de los seguidores del Dr. Simoncini cree que el efecto de la alcalinidad del bicarbonato de sodio es lo que elimina el cáncer. El Dr. Simoncini en desacuerdo diciendo que es una tontería. Él pone como ejemplo el tratamiento de melanomas, donde se utiliza la tintura de yodo, que es ácido. El yodo mata el hongo en la piel, que resuelve el tumor en poco más de una semana. Muchos de estos casos se ejemplifican en el sitio web del Dr. Simoncini es donde uno puede encontrar todos los detalles de su terapia: www.cancerfungus.com

El Dr. Simoncini entiende muy bien que para probar su tratamiento debe hacer extensos ensayos clínicos científicos. En toda Europa y América del Norte, sus protocolos de investigación han sido rechazados porque se consideran poco ético. El Dr. Simoncini afirma que con el cáncer de vejiga, próstata, piel y mama, su protocolo puede dar más de un 90% de éxito en menos de 4 semanas, si el paciente no ha experimentado la quimioterapia anterior o radioterapia. La actitud negativa hacia el Dr. Simoncini se ha agudizado hoy día, aún más. Acusa a las instituciones médicas de ser ellos mismos, sin ética y con negligencia intencional, por los que tendrán que ser examinados y ser sometidos a un juicio de Núremberg, por abusos contra la Humanidad. Debido a este enfrentamiento de David y Goliat cada vez más personas están subiendo en el carro para animar a este campeón solitario. A pesar de todos los intereses de las empresas el mantenimiento de las terapias tóxicas cáncer, el tiempo finalmente le revelará la verdad.

Curiosamente, el Dr. Simoncini afirma que el futuro no excluye a estas grandes empresas que están produciendo actualmente las terapias convencionales para el cáncer. Estas sociedades se desarrollan y producen poderosos antimicóticos y drogas, que se prevé, será la atención estándar para el cáncer. Mientras tanto, los médicos de todo el mundo están celebrando consultas con el Dr. Simoncini para ayudar a tratar a sus pacientes.


TÉCNICA DESARROLLADA POR EL DR. SIMONCINI, PROTOCOLO PARA LA CURA DEL CÁNCER.

Estas metodologías específicas que a continuación se exponen han sido traducidas de su Website. Muy importante:

1) Aunque los tratamientos relacionados puedan ser realizados por la propia persona, sin embargo, para algunos sería ideal la supervisión de un médico.

2) Oncología pediátrica. La terapia puede ser aplicada también en oncología pediátrica, administrando las dosis en función del peso del paciente.

3) A continuación las dosificaciones apropiadas que se aplicarán con gotero en función del peso corporal.

10 Kg /100 cc de bicarbonato de sodio 5%20 kg /150 cc de bicarbonato de sodio 5%

30 Kg / 250 cc de bicarbonato de sodio 5%40 Kg / 350 cc de bicarbonato de sodio 5%

50 Kg / 400 cc de bicarbonato de sodio 5%

50 kg o más 500 cc de bicarbonato de sodio 5%

Para otros usos (lavados, etc.) la solución ha de ser suficientemente rica en bicarbonato de forma que esté ligeramente salada (Compruébese probándola).

TRATAMIENTO CIRCULAR A 360º

Está indicada cuando se aplica bicarbonato de sodio en una cavidad (útero, vejiga, vías urinarias, estómago, boca, etc.). Acostarse en la cama. Rellenar la cavidad con la solución de bicarbonato. Colocar 2 almohadas bajo la pelvis. Rotar 90º cada 15 minutos, tiempo total una hora. O sea, colocarse en todas las posturas: de espaldas, sobre el costado izquierdo, de bruces, sobre el costado derecho.

CÁNCER DE OJO, MELANOMA DE COROIDES Y CÁNCER DE CONJUNTIVA

Colocar una cucharilla de las de café de bicarbonato de sodio en un vaso de agua templada. Verificar si está salada. Acostarse en la cama. Con un cuentagotas de colirio colocar una gota en la conjuntiva cada 3 minutos, 3-4 veces.1 vez por día durante 6 días. Hacer una pausa de 3 días. Realizar el ciclo entero de 9 días por 4 veces. Efectos colaterales: En caso de irritación, suspender el tratamiento durante un día. Colocar 2 gotas de agua salada (una cucharilla de las de café para un vaso) dos veces al día.

CÁNCER DE BOCA

Colocar una cucharilla de las de café de bicarbonato de sodio en un vaso de agua templada. Verificar si está salada. Acostarse en la cama. Mantener en la boca la solución con bicarbonato de sodio sin tragarla, rotando 90º cada 15 minutos, una hora en total. O sea, colocarse en todas las posturas: de espaldas, sobre el costado izquierdo, de bruces, sobre el costado derecho3 veces por día, durante 6 días.3 días de pausa. Realizar el ciclo entero de 9 días por 4 veces. Enjuagar siempre con bicarbonato de sodio después de cada comida. Ampolla de suero de 500 cc de bicarbonato de sodio 5% (que se ha de hacer en 1 hora), 6 días sí y 6 no, en 4 ciclos.

Efectos colaterales: En caso de quemazón o irritación suspender durante 1 día la aplicación y enjuagar con agua salada (una cucharilla de las de café para un vaso) dos veces al día. En caso de sed excesiva y acentuado cansancio, beber muchos líquidos, aunque con azúcar, y salar más los alimentos. Utilizar integradores alimentarios conteniendo potasio y magnesio.

CÁNCER DE ESTÓMAGO Y DE ESÓFAGO

Colocar una cucharilla de las de café de bicarbonato de sodio en un vaso de agua templada. Verificar si está salada. Beber toda la solución. Acostarse en la cama. Rotar 90º cada 15 minutos, tiempo total una hora. O sea, colocarse en todas las posturas: de espaldas, sobre el costado izquierdo, de bruces, sobre el costado derecho. Se hará 2 veces al día antes del almuerzo y de la cena, durante 1 mes.1 semana de reposo. Repetir el ciclo completo 2 veces. Ampolla de suero de 500 cc de bicarbonato de sodio 5% (que se ha de hacer en 1 hora), 6 días sí y 6 no, en 4 ciclos.

Efectos colaterales: en caso de sed excesiva y acentuado cansancio, beber muchos líquidos, aunque con azúcar, y salar más los alimentos. Utilizar integradores alimentarios conteniendo potasio y magnesio.

CÁNCER DE LARINGE

Colocar una cucharilla y media de las de café de bicarbonato de sodio en ½ litro de agua templada. Verificar si está salada. Colocar medio litro de solución en inhalador rápido. Hacer una inhalación 6 días sí y 6 no, en 4 ciclos. Ampolla de suero de 500 cc de bicarbonato de sodio 5% (que ha de hacerse en 1 hora), 6 días sí y 6 no, en 4 ciclos. Por tanto, 6 días de inhalaciones y 6 días de suero, de forma alterna. Colocar una cucharilla de las de café de bicarbonato de sodio en 1 vaso de agua templada. Verificar si está salada. Acostarse en la cama. Mantener en la boca la solución con bicarbonato de sodio sin tragarla, rotando 90º cada 15 minutos, una hora en total. O sea, colocarse en todas las posturas: de espaldas, sobre el costado izquierdo, de bruces, sobre el costado derecho 2 veces al día, antes del almuerzo y de la cena, durante 1 mes.

Efectos colaterales: En caso de sed excesiva y acentuado cansancio, beber muchos líquidos, aunque con azúcar, y salar más los alimentos. Utilizar integradores alimentarios conteniendo potasio y magnesio.

CÁNCER DE RECTO

4 cucharas de las de sopa de bicarbonato de sodio en 2 libros de agua templada. Verificar si está salada. Realizar aplicación de lavado rectal (enema) lentamente, acostado en la cama. Colocar 2 almohadas bajo la pelvis. Tras el enema, reteniendo la solución en el intestino, rotar 90º cada 15 minutos, tiempo total una hora. Realizar un enema 6 días sí y 6 no, en 4 ciclos. Ampolla de suero de 500 cc de bicarbonato de sodio 5% (que ha de hacerse en 1 hora), 6 días sí y 6 no, en 4 ciclos. Por tanto, 6 días enema y 6 días suero, alternados.

Efectos colaterales: en caso de irritación, dolor y ligera pérdida de sangre, suspender durante 2 días los enemas y realizar 1 enema por día con 1 litro de agua + ½ cucharada de sal. En caso de sed excesiva y acentuado cansancio, beber muchos líquidos, aunque con azúcar, y salar más los alimentos. Utilizar integradores alimentarios conteniendo potasio y magnesio.

CÁNCER DE ÚTERO Y VAGINA

8 cucharas de las de sopa de bicarbonato de sodio en 4-5 litros de agua templada. Verificar si está salada. Colocarse en la bañera como en plano inclinado, con la pelvis más alta respecto de la espalda. Introducir lentamente la solución en la vagina con la pera de goma. Durante el lavado rotar 90º cada 15 minutos, tiempo total una hora. O sea, colocarse en todas las posturas: de espaldas, sobre el costado izquierdo, de bruces, sobre el costado derecho. Hacer la lavativa durante 2 meses, iniciándola a partir del término de las menstruaciones, suspendiéndola durante las menstruaciones sucesivas. Ampolla de suero de 500 cc de bicarbonato de sodio 5% (que ha de hacerse en 1 hora), 6 días sí y 6 no, en cuatro ciclos.

Efectos colaterales: en caso de irritación, dolor y ligera pérdida de sangre, suspender durante 2 días las lavativas y efectuar la misma operación utilizando 5 cucharadas de sal en 5 litros de agua durante 2 días. En caso de sed excesiva y acentuado cansancio, beber muchos líquidos, aunque con azúcar, y salar más los alimentos. Utilizar integradores alimentarios conteniendo potasio y magnesio.

CÁNCER DE VEJIGA

Con la ayuda de un enfermero(a) posicionar un catéter dentro de la vejiga. Introducir 150-200 cc de bicarbonato de sodio 5% en la vejiga. Cada día durante 5 días, a continuación un día sí y otro no, durante 2 semanas.4-5 días de pausa. Repetir el ciclo completo. Efectuar el lavado de la vejiga lentamente, acostado en la cama con dos almohadas bajo la pelvis. Después del lavado rotar 90º cada 15 minutos, tiempo total una hora. O sea, colocarse en todas las posturas: de espaldas, sobre el costado izquierdo, de bruces, sobre el costado derecho reteniendo la solución en la vejiga. Ampolla de suero de 500 cc de bicarbonato de sodio 5% (que ha de hacerse en 1 hora), 6 días sí y 6 no, en 4 ciclos.

Efectos colaterales: en caso de irritación, dolor y ligera pérdida de sangre, suspender durante 2 días las lavativas y efectuar 1 lavado al día con ½ litro de agua + media cucharada de sal. En caso de sed excesiva y acentuado cansancio, beber muchos líquidos, aunque con azúcar, y salar más los alimentos. Utilizar integradores alimentarios conteniendo potasio y magnesio.

CÁNCER DE MAMA

Inyectar con una jeringa justo por encima del nódulo, sea a la izquierda o a la derecha, 70-100 cc de solución de bicarbonato de sodio al 5%.Todos los días durante 6 días. Aplicar ampolla de suero de 500 cc de bicarbonato de sodio al 5% (que ha de hacerse en 1 hora), 6 días sí y 6 no, en 4 ciclos. Si el nódulo era muy grande repetir el tratamiento local a los 2 meses. Si estuviesen presentes linfonódulos axilares palpables, estos pueden sufrir regresión después del tratamiento local. En caso de que persistiesen, también podrán ser infiltrados con la misma metodología empleada en el nódulo de mama.

Efectos colaterales: en caso de que durante el tratamiento local aparezca un estado de irritación acentuada, equimosis o persistencia de dolor intenso, suspender durante uno o dos días y seguidamente reanudar el tratamiento. En caso de sed excesiva y acentuado cansancio, beber muchos líquidos, aunque con azúcar; salar más los alimentos. Utilizar integradores alimentarios conteniendo potasio y magnesio.

MELANOMA Y CÁNCER DE PIEL

Utilizar un frasco de tintura de yodo al 7%. Aplicar la tintura con un bastoncillo de algodón o un palillo (en función de la dimensión del tumor) sobre el área afectada 20-30-40 veces en sesiones diarias. Continuar día tras día hasta que se forme una costra. En cuanto se levanten los bordes de la costra, evitar removerla o producirle abrasiones. Dejar que la tintura se escurra bajo los bordes solamente apoyando el palillo en las proximidades de los bordes. Continuar de todas maneras aplicando la tintura también sobre el área tratada. Después de la caída de la primera costra continuar el tratamiento sobre el área residual hasta que se caiga la tercera costra. En este momento el tumor deberá haberse esfumado.