Aprende a hacer este increíble pastel de pizza de pepperoni ¡ESTOY BABEANDO!


¿Cómo no sonreír cuando estás viendo capas y capas de pizza? TRANQUILO, esta receta  no es difícil de hacer ni se tarda demasiado tiempo en hacerla. En realidad es muy fácil de hacer..

Empieza por encontrar una sartén que tenga los lados altos, como este molde para pasteles. El fondo no hace falta que sea desmontable. Incluso podría ser un molde cuadrado si no tienes uno circular.


Para empezar, desenrolla la masa de la pizza y estírala uniformemente. Cortar tres círculos de 6 pulgadas (o el tamaño necesario para adaptarse a la parte inferior de la bandeja).


Hornea los círculos en una bandeja de horno engrasada con un poco de aceite tan sólo ocho minutos, luego sácalos de la sartén y déjalos enfriar. Abre la segunda masa de pizza y corta otros dos círculos de 6 pulgadas, hornéalos durante ocho minutos y déjalos enfriar. 



Corta una tira larga del ancho de la sartén en la masa de pizza restante. Asegúrate de que la masa es media pulgada más alta que la altura de la sartén.


Cubre el molde con papel de pergamino, de modo que el papel sobresalga un poco. Cubre con cuidado el interior del molde con la masa de la pizza,  dejando que media pulgada de la masa sobresalga del molde. Coge uno de los círculos de la masa de pizza horneada y, cuando este frío, colócalo en el interior de la sartén.


¡Ahora es un buen momento para dejar que los niños ayuden! Pon salsa de pizza, la mozarella y el pepperoni en la capa de abajo. Pon otro círculo de masa horneada encima y realiza el paso anterior.


Repite el proceso hasta llegar a la capa superior. Termina el pastel volviendo a poner la salsa de la pizza, la mozzarella, y luego el pepperoni. Utiliza la masa que cuelga sobre la sartén para crear un borde, tal y como se ve en la siguiente imagen.


Hornea durante 20 - 25 minutos o hasta que los lados de la pizza están completamente hechos. Si la parte superior de la corteza se está poniendo demasiado oscura mientras se hornea, utiliza una tira de papel de aluminio para cubrir la corteza para evitar que se queme.


Una vez que esté completamente hecha, retira con cuidado la pizza de la cacerola tirando hacia arriba del papel de pergamino. Deja enfriar la pizza durante cinco minutos antes de cortarla como si fuera un pastel.

TE DEJAMOS UN VÍDEO DE CÓMO SE HACE POR SI TIENES DUDAS: