5 inventos que tu gato amará y que puedes fabricar con tus propias manos


Si tienes un gato, seguramente es el rey de la casa, lo amas y estás dispuesto a todo para hacerlo feliz. Ya debes saber que adora trepar, dormir, jugar y afilar sus uñas contra todo lo que pueda.

Queremos que tu felino sea lo más feliz posible y que tú puedas cuidar de tu economía. Por eso te enseñamos, paso a paso, cómo fabricar con tus propias manos 5 maravillosos objetos que él amará desde el primer instante.


1. Camiseta vieja = Iglú para gato


Esta es una de las camas/carpas más hermosas que puedes hacer para tu gato. Sólo necesitarás una camiseta vieja (preferiblemente de cuello redondo), dos ganchos metálicos para colgar la ropa (perchas), un alicate (tenaza), unas tijeras o cortador y una tabla de cartón duro.


Una vez que tengas los materiales deberás seguir estos pasos:

-Corta con el alicate los "garfios" de ambos ganchos de ropa.

-Dales a los ganchos forma de arco.

-Con el cortador abre ligeramente las esquinas de tu tabla de cartón y pasa los ganchos por las ranuras dejando la parte plana del arco bajo la tabla.

-Forra la estructura de cartón y metal con tu camiseta vieja, dejando el cuello a modo de entrada en la parte delantera y amarrando el resto de tela en la parte trasera (para que se vea mejor, puedes coser la parte trasera en lugar de amarrarla). Puedes poner una pequeña manta en el interior para hacer el iglú más acogedor.

-Ahora tu gato tiene un nuevo iglú donde puede dormir siestas y refuguiarse a meditar.

2. Caja de plástico + un poco de comida + pelotas = juguete interactivo


Con este juguete tu gato pasará horas tratando de cazar y comer, es muy sencillo de hacer. Necesitarás: una vieja caja plástica con tapa, un par de pelotas de pimpón o viejos juguetes de tu gato, un poco de concentrado o galletas, un marcador y unas tijeras.

Una vez que tengas estos materiales deberás seguir estos pasos:

-Dibuja con el marcador dos o tres círculos en la tapa de la caja.

-Corta estos círculos. Ten cuidado de no dejar puntas sobresalientes o residuos de plástico que puedan herir a tu felino.


-Mete dentro de la caja los juguetes, las pelotas y el concentrado o galletas.

-Cierra la caja asegurándote de que la tapa no quede suelta.

-Disfruta de tu gato mientras juega y caza con su nuevo juguete interactivo. Pasará horas metiendo sus patas en los agujeros y oyendo los juguetes sonar dentro de la caja.



3. Cuatro tablas de madera = nicho gatuno con rascador incorporado


Si no tienes una vieja mesa similar a esta o no quieres gastar demasiado comprando una, basta con que consigas cuatro tablas de madera (lacada o sin lacar), una docena de clavos, un martillo, algo de cabuya y la manta preferida de tu gato para hacer este hermoso nicho.

Cuando tengas los materiales, sigue estas instrucciones:

-Ata alrededor de una tabla (o varias) el hilo de cabuya hasta cubrir una superficie de al menos 15 centímetros.

-Asegura las tablas con dos clavos en cada esquina consiguiendo un cubo sin fondo como el de la imagen.

-Haz del nicho un lugar acogedor poniendo en su interior la manta preferida de tu gato.

-Así de sencillo: tu gato podrá estrenar una elegante cama.

4. Cesta + taladro = nido felino colgante


Este nido además de ser hermoso y decorar tu casa, será la nueva adoración de tu gato, porque podrá dormir dentro de él, afilar las uñas en su borde y trepar en la altura. Los materiales que debes conseguir para fabricar este nido son: una vieja cesta fuerte, una manta pequeña, un taladro y clavos para taladro.

Cuando hayas recolectado estos materiales sólo deberás hacer esto:

-Marca en la pared los puntos de donde se sostendrá la cesta.

-Con el taladro, abre huecos pequeños en los puntos marcados.

-Ubica la cesta en el lugar que escogiste con la tapa contra el muro.

-Ajusta la cesta a la pared usando los clavos. Asegúrate de que quede bien fija para evitar que tu gato sufra una caída.

-Enrolla la manta en el interior y espera a que tu felino trepe dentro de su nuevo hogar.

5. Tabla + cabuya = rascador vertical


Hacer este rascador es muy sencillo. Sólo necesitarás una tabla vertical pequeña, tres clavos y algunos metros de cabuya.

Cuando tengas lo necesario sigue estos pasos:

-Martilla dos clavos en las esquinas superiores de la tabla.

-Amarra a ellas una tira de cabuya que te permita colgar la tabla de la pared.

-Ata el resto de cabuya alrededor de la tabla hasta cubrir la mayoría de su superficie. Asegúrate de que quede bien ajustada contra la madera y cierra con un nudo el final.

-Martilla el tercer clavo en la pared y cuelga el rascador.

-Tu gato no volverá a afilar sus uñas contra el sofá una vez que tenga este decorativo rascador.

Ahora que sabes lo fácil y barato que es crear todo un universo de diversión y descanso para tu gato, sólo hace falta que te pongas manos a la obra y le demuestres al felino de la casa lo mucho que lo quieres. ORIGINAL