4 geniales y fáciles desayunos para empezar el día con energía


Un desayuno delicioso te garantiza alegría y energía para todo el día. Y si no tienes que gastar tu tiempo en prepararlo por la mañana, es más agradable todavía.

Hoy te traemos 4 recetas sencillas para un desayuno, las cuales puedes preparar la tarde anterior y degustarlas varios días seguidos.


Mini frittata


Ingredientes:

6 huevos.
1/3 de taza de crema para batir.
Carne (de tu preferencia).
Espinacas.
1/4 de taza de granos de elote.
1/3 de taza de queso rallado.
Sal y pimienta al gusto.

Preparación:

En un tazón mezcla huevo y crema para batir. Agrega la carne cortada en tiras delgadas, espinaca picada, elote y queso. Mézclalo bien. Pon la masa en los moldes para magdalenas previamente preparados, llenando aproximadamente 3/4 de cada molde. Llévalos al horno por 18 a 20 minutos. Cuando las mini frittatas estén listas, deja que se enfríen y con cuidado retíralas de sus moldes. Puedes congelarlas y en la mañana ya tendrás el desayuno listo.

Avena con frutas


Ingredientes:

2 tazas de avena.
1 cucharadita de polvo para hornear.
1 1/2 cucharaditas de canela.
1/2 cucharadita de sal.
2 tazas de leche.
1 huevo.
1 cucharada de mantequilla blanda.
1/2 cucharaditas de vainilla.
2 plátanos maduros (bananas).
1 1/2 tazas de arándanos (puedes sustituirlos con otra fruta que te guste).

Preparación:

Prepara un molde para hornear, untándolo previamente con mantequilla. Pon en el fondo plátano cortado en rodajas. Agrega aproximadamente 3/4 de la fruta que escogiste, guarda el resto. En un tazón mezcla la avena, el polvo para hornear, la canela, la sal y el azúcar al gusto. En otro recipiente bate el huevo, la mantequilla y la vainilla. Agrega la avena en el plato con frutas y plátanos, con cuidado vierte ahí mismo la leche. Usa el resto de las frutas para decorar el futuro desayuno. Hornea durante 35 a 45 minutos hasta que se dore.


Avena con mandarina y naranja


Ingredientes:

1/4 de taza de avena.
1/3 de taza de leche.
1/4 de taza de yogurt natural.
1 cucharada de mermelada de naranja.
1 cucharadita de miel.
1/4 de taza de trozos de mandarina.

Preparación:

En un tarro agrega avena, leche, yogurt, mermelada de naranja y miel. Tapa el frasco, agítalo bien hasta que todos los ingredientes se incorporen. Abre el frasco, agrega los trozos de mandarina y mezcla con cuidado. Tapa el frasco y llévalo al refrigerador durante toda la noche (puedes conservarlo hasta 3 días).

Granola


Ingredientes:

Mezcla seca:
2 a 2,5 tazas de avena.
1 a 1,5 tazas de nueces, almendras y semillas diferentes.
1 taza de frutos secos y chocolate.
Especias al gusto.

Jarabe:
3 cucharadas de aceite vegetal.
1/3 de taza de miel o jarabe de maple.
1/4 de taza del jugo que te guste.
1 clara de huevo.

Preparación:

Corta las nueces y semillas grandes y los frutos secos hasta que estén todos del mismo tamaño.

Mezcla los ingredientes para el jarabe y caliéntalo un poco. La miel debe derritirse parcialmente e incorporarse bien con el resto de los ingredientes, no es necesario hervir la mezcla. Luego vierte el jarabe a la mezcla de frutos secos y mézclalo hasta que el jarabe envuelva por completo el resto de los ingredientes.

Distribuye la granola de manera uniforme en una bandeja que previamente hayas cubierto con papel para hornear. No debe formar una capa muy gruesa. Hornea a 180 grados durante unos 40 minutos hasta que obtenga un agradable color dorado, sacando la bandeja cada 10 minutos y mezclando. Saca la granola del horno y deja que se enfríe. Guarda la granola en algunos recipientes. Te durará varios días.