Ver esto sólo te llevará 30 segundos. Prepárate para lo que vas a ver...


Amaestrar a tu mascota es todo un reto colmado de paciencia y cariño. Si consigues que levante la patita, se haga el muerto, o de vueltas sobre sí mismo, será toda una alegría para ambos. Tú te llenarás de orgullo por haber conseguido los objetivos y tu mejor amigo recibirá su ansiado premio una vez entienda qué es lo que esperas de él.

Pero hay perros más inteligentes que otros que llevan la lección aprendida más allá de los límites de la picardía. En el video vas a comprobar como no siempre el grande se “come” al pequeño y de cómo vale más maña e ingenio que fuerza y tamaño.

¡Disfrutadlo!


VEA EL VÍDEO A CONTINUACIÓN: