Esto es lo que tienes que hacer para vender tu imagen y hacer que la gente te desee


Ya sea que estés en una entrevista de trabajo, creando redes en una fiesta o te topes con Warren Buffett en el ascensor, persuadir de manera rápida a los demás para que piensen que eres el individuo más interesante que han conocido no es algo sencillo.

“La mayoría de las personas no pueden presentar lo que han hecho de manera efectiva. No están acostumbrados a resumir lo que hacen”, explicó a Business Insider el ejecutivo senior de una empresa de dotación de personal, Paul McDonald. Él señaló 8 pasos para crear la mejor fórmula de convencer a alguien con el tiempo que tienes en el elevador:


1. Debes saber exactamente a donde quieres llegar

Tu discurso debiese poder responder tres preguntas: ¿Quién eres? ¿Qué haces? ¿A dónde quieres llegar o qué es lo que buscas? Necesitas saber con exactitud qué es lo que quieres lograr o nadie podrá ayudarte a llegar ahí.

Mira tu currículum y tu perfil de LinkedIn y analízalo cuidadosamente. Si estás desempleado, céntrate en el lugar al que quieres llegar y en qué cosas quieres hacer.

2. Haz un punteo


Luego de estudiar tu currículum y tu perfil, escribe 4 puntos importantes que explican la razón por la que eres genial. Habla sobre tu historia laboral, tus antecedentes, habilidades, logros y metas. Deja fuera cualquier detalle que sea irrelevante o que se desvíe de tu mensaje principal.

3. Cuéntales una historia

A las personas les encantan las historias, así que no dudes en contarles una. También hace que sea más fácil para los demás recordarte.

El gurú del autodesarrollo, Dale Carnegie, comentó en su libro “Hablar en público e influenciar a los hombres de negocios”, que nuestras mentes son básicamente “máquinas de asociación”, lo que significa que recordamos las cosas de mejor manera cuando hay una historia o algún tipo de asociación involucrada con el tema. En otras palabras, si quieres que la gente te recuerde, cuéntales una historia y asegúrate que sea buena.

4. Deja de lado la jerga


Necesitas poder explicar qué haces y quién eres de una forma que le llame la atención a la gente. Eso significa evitar acrónimos o terminologías que la gente que no es de tu área no podría entender.

Simplificar las ideas complejas es un arte. Una buena estrategia puede ser imaginarte explicando lo que haces a tus padres y usar una fórmula parecida en tu discurso. Eso sí, asegúrate que sea claro para aquellos que pertenecen a las áreas de contabilidad, finanzas y tecnología.

5. Asegúrate que tu discurso pueda generar una conversación

Luego de contar tu historia, debes hacer que quien te escucha quiera saber más ¿Es tu relato lo suficientemente interesante para generar esto? Si no es así, necesitas hacer cambios.

6. Tómate el tiempo


Cuando practiques tu discurso, deberías asegurarte que puedes contar tu historia en 30 segundos. Si no puedes, sácale detalles e inténtalo otra vez.

7. Grábate

Necesitas saber cómo te verán los otros cuando les hables ¿Eres interesante? ¿Eres creíble? La gente sacará sus propias conclusiones cuando te escuche, así que asegúrate de darles una buena impresión. Relájate, actúa natural y siéntete cómodo con tu propio relato.

8. Muéstraselo a tus amigos y colegas


Una vez que tengas tu discurso listo, practícalo con tus amigos y colegas. Pídeles que te den una retroalimentación y pregúntales que podrías hacer para mejorarlo. Sigue practicándola y editándola hasta que suene lo suficientemente natural para decirla en voz alta y convencer a quien te escuche.

Original.