9 cosas que sólo las chicas con hermanos mayores serán capaces de entender


Ser la pequeña de la familia pude ser duro, pero esta relación es definitivamente un beneficio.

Siempre se repite que uno puede elegir a los amigos, no a la familia. Es la verdad. Esto no es algo malo, pues también queda en ti de hacer de estas personas, tus cómplices. Estarás toda o gran parte de tu vida compartiendo con ellos, no hay manera de salir de eso, menos cuando se trata de tus hermanos.

De un modo u otro, estarás atada a estas personas por toda tu existencia. Y hoy hablaremos de cómo es la situación con tu hermano mayor. Todas las relaciones son diversas, pero sí que hay puntos en los que se puede coincidir y que te harán sentir identificada.


1. Tuviste que inventar una coartada por él más de una vez

Ya perdiste la cuenta de las veces que tuviste que hacer esto. Tanto cuando tus padres se fueron de vacaciones, o cuando estaba con unos amigos en su habitación bebiendo cervezas. Él te convencía con su cariño de que debías permanecer callada. Y, por supuesto, sabías que te serviría en el futuro para el caso contrario.


2. Espiabas en su habitación cuando él no estaba

Te mataba la curiosidad, mientras ibas creciendo, sobre qué pasaba en el increíble mundo de un hermano mayor. Aunque la gran parte del tiempo te parecía que solo veías desorden y cosas que no comprendías, te encantaba ingresar a escondidas a su cuarto para conocer ese universo paralelo, que te parecía tan lejano y genial.

3. Te enamoraste perdidamente de uno de sus amigos cuando eran adolescentes

Típico: todos los amigos de tu hermano iban a su casa para reunirse y pasar el rato. Tú no podías evitar dar una que otra vuelta ofreciendo un refresco, solo para que la mirada de ese chico que te encantaba se cruzara un segundo con la tuya. Aunque tuviese 6 años más.


4. …Y una de tus amigas tuvo un enamoramiento por él

Cada vez que una de tus mejores amigas venía a una pijamada, te preguntaba si podía quedarse una de sus poleras para olerla todas las noches y hacer un hechizo hasta que tu hermano se enamorara de ella. No entendías y querías jugar con ellas, pero apenas pisaban tu casa la pregunta era “¿ya está tu hermano aquí?”.

5. Los chicos con los que salías debían ser interrogados por él

Cuando comenzaste con las citas, desde la más inocente, a la más rebelde o cuando al fin te pusiste seria, debieron someterse al escrutinio de los ojos de tu hermano, más que al de tus padres. No les daba tregua, haciendo muchas preguntas y más de una vez lo incitó a un duelo de baloncesto o lucha libre. Horror.


6. Cuando comenzaste a beber, era él quien te proveía secretamente de alcohol

Aunque no estuviese totalmente de acuerdo, más de una ocasión tu hermano te “salvó” frente a tus amigos, siendo quien buscaba algo para beber para ustedes. Nunca se haría cargo de las consecuencias, pero al menos tenía toda la intención de ayudarte.

7. Estabas condicionada por lo que le gustara ver en TV y escuchar en la radio

Simplemente no había opción. Un hermano mayor siempre encontrará argumentos para ser el que manda en las selecciones de canales, estaciones de radio, películas y mucho más. Pero hoy se ríen de esos programas que les encantaba ver, juntos.


8. Te trata (aún) como a su pequeña bebé

No importa que ya tengas mayoría de edad, o estás trabajando. Aún, cada vez que se ven, te da un paternal abrazo y se comporta como si fueras la pequeña niña aún. Durante una época te resultaba molesto, pero ahora lo aprecias mucho más.

9. Sabes que has crecido con un gran amigo con quien contar

A pesar de que hayan peleado muchas veces y de seguro te dejó más de una cicatriz, es un gran compañero. Crecieron juntos y su lazo tiene una fuerza especial. Y estás muy agradecida por eso.

Visto en Hello Giggles & Imágenes de We Heart It.