8 cosas que debes decirle a tus padres antes de que ya sea demasiado tarde


Mis padres son simplemente las dos mejores personas que conozco. He tenido la suerte de crecer con un padre y una madre que me apoyan en todo lo que hago.

Siempre se han asegurado de que esté bien, sana y segura y nunca se olvidan de recordarme lo mucho que me quieren y que les importo. Me sentiré agradecida toda la vida de haber sido criada por dos personas que se preocupan tan profundamente por sus hijos.

Para mí, cada padre es un modelo a seguir por diferentes razones. Mi mamá es un pilar de apoyo fundamental y mi padre es la persona con la cual comparo cada novio.

No puedo imaginar mi vida sin ellos y decidí ignorar cualquier noción de que no van a estar conmigo para siempre. Cada día siento una punzada de tristeza, cuando pienso que estoy en Nueva York y ellos en Chicago; al pensar que cada día que paso aquí es un día que menos con ellos.

A veces, soy demasiado distante y desconectada de mi familia como para recordarles lo mucho que significan para mí. No sé cómo voy a sobrevivir las muertes inminentes de mis padres, pero sin duda me derrumbarán si no les digo todo lo que les necesito decir antes de que los pierda para siempre.

Estas son todas las cosas que quiero que mis padres sepan antes de que sea demasiado tarde:


Pienso en ustedes todos los días

Incluso cuando estoy ocupada y acelerada con las cosas que mi vida de los 20 y tantos años me ofrece, siempre estoy pensando en los dos.

Sé que a veces parece que no hago el suficiente esfuerzo para mantenernos en contacto, pero siempre estoy pensando en ustedes. Son mi sangre y los siento a los dos en el fondo de mi alma.

Realmente aprecio cada cosa que han hecho por mí

Sé que no lo digo lo suficiente, pero estoy muy agradecida por cada cosa que han hecho por mí.

Incluso las cosas pequeñas no pasan desapercibidas, y nunca me olvidé de ser agradecida aunque sea en mi cabeza, aún así si me olvido de decírselos a ustedes.

¿Cómo hubiese pagado mis impuestos sin ti, papá? ¿Cómo hubiese sabido reparar un corazón roto sin ti, mamá? Atesoro cada acto de bondad, porque sé que me aman más que a nada en el mundo.
Los amo más que la cantidad de estrellas que hay en el cielo

Hago lo que puedo para decírselos más seguido, pero no puedo comunicar cuánto los amo de verdad. Soy muy afortunada de tenerlos a mi lado, sea lo que sea que yo decida hacer.

Incluso cuando ya no estén aquí, mi fuerza para seguir adelante será gracias a ustedes. Los adoro a los dos, nunca se olviden de eso.

Sé lo mucho que se han sacrificado por sus hijos

Y no puedo imaginar lo difícil que esos sacrificios deben haber sido para ustedes. Tener hijos significa ponerlos antes de ustedes mismos; significa poner sus necesidades antes de las suyas y siempre tomar decisiones basadas en lo que es mejor para ellos.

No puedo soportar la idea de que alguna vez se preguntaran si me gustó o no todo lo que dieron por hacer mi vida mejor.

Soy una mejor persona porque los tuve a ustedes dos como padres

Gracias a ustedes dos, soy la persona que soy; con fuerza de voluntad y apasionada. Ustedes dos han sido las fuerzas que me han ayudado a crecer, y agradezco su amabilidad, su pasión y su compasión.

Ustedes me enseñaron cómo amar, cómo luchar y cómo creer en mí misma. Si me hubieran dado otros padres, yo no sería quien soy hoy.

Sé que son conscientes de que los adoro y que los respeto como mis padres. Pero, quiero que sepan cuánto los respeto como personas; como ciudadanos del mundo. Ustedes son las personas que más admiro; ustedes son mis guías espirituales y mis héroes.
Los echo de menos profundamente

Estar lejos de casa hace que me duela en el alma. Mi elección de vivir en otra ciudad no tiene nada que ver con cuánto los amo. Siento nostalgia constante y, a veces, me considero lo que sería la vida si viviera más cerca de casa.

Realmente los extraño, pero también entiendo que ustedes quieren que yo persiga mis sueños y haga una vida para mí misma en esta fantástica ciudad.

Tengo pesadillas sobre perderlos

Sé que tengo que enfrentarme a los hechos, que no van a estar ahí para siempre y que voy a tener que vivir una vida sin padres algún día. Todo el tiempo, tengo pesadillas sobre perderlos a los dos.

Quiero que sepan lo mucho que significan para mí. Cuando los dos de ustedes se hayan ido, yo sé que la hija que criaron será lo suficientemente fuerte para vivir, pero nunca voy a ser la misma y es importante para mí que ustedes lo sepan.
No será un adiós, sino un Hasta Luego

Incluso cuando se hayan ido, siempre estarán conmigo. Tengo que recordarme a mí mismo de esto frecuentemente. Puede que ya no estén aquí conmigo físicamente, pero siempre vivirán en mi corazón.

Quiero recordar siempre las pequeñas cosas y mantener esos recuerdos de ustedes conmigo, siempre. Es un ligero consuelo recordar esto porque cuando perdemos a nuestros seres queridos, en realidad no se van por completo.

Visto en Elitedaily