15 cosas que las personas tenemos que aprender de los perros para ser mucho más felices


Invertimos mucho tiempo y esfuerzo en educar a nuestros perros con la intención de convertirlos en animales adiestrados y disciplinados, obedientes y más “humanos”.

Nos decimos que lo hacemos por su bien, pero lo cierto es que nos gusta presumir de nuestras habilidades de mando ante familiares y amigos.

Tan ocupados estamos por ejercer nuestro liderazgo, que no pensamos que los animales bien podrían enseñarnos un par de cosas sobre cómo gestionar los problemas, el estrés y sonreír a la vida.

Por eso, toma nota de estas 15 importantes lecciones que los humanos deben aprender de los perros para disfrutar de una vida plena.


1. Sé más espontáneo.


La vida es más divertida cuando estás dispuesto a dejarte llevar por el momento. Si hay una cosa que un perro sabe hacer, es olvidarse de todo y disfrutar del momento.

2. Corre, salta y juega.


Los perros no necesitan una excusa para correr y experimentar alegría, ¿no sería genial que pudiéramos hacer lo mismo? La próxima vez que salgas al campo, o camines por la playa, ¿por qué no echas una carrera? ¿por qué no das un par de saltos en las olas? Incluso si estás en casa cocinando, ¿por qué no bailar? Estamos seguros de que cuando lo hagas te sentirás más feliz.

3. No tengas miedo a relajarte.


La relajación es importante, puede que haya mil cosas que hacer, pero es importante tener un respiro. Ningún perro tiene miedo de parar en cualquier momento y echar una siesta.

4. Sé fiel a ti mismo.


Los perros saben quiénes son y lo que son. No se esconden por vergüenza y ni intentan impresionar a los demás. Ese tipo de confianza en uno mismo, es de las mejores cosas que puedes tener en la vida.

5. Ser un poco torpe y reirte de ello.


¿Dónde está la diversión si lo haces todo bien? Los perros están dispuestos a jugar y hacer el tonto, a salir detrás de una pelota imaginaria y a volver jubiloso al reconocer que le has engañado. La próxima vez que juegues, olvídate de ganar, participa, equivócate, haz el tonto y diviértete el doble.

6. Dale a todo el mundo una oportunidad.


Lo de que los perros no se llevan bien con los gatos es un mito, si algo hacen los perros es darle una oportunidad a cada persona que se les acerca, sin prejuicios, sin reservas, totalmente dispuestos a hacer un nuevo amigo. ¡Ojalá las personas fueran así!

7. Empieza el día con entusiasmo.


¿Cómo os da los buenos días vuestro perro? Día tras día, los perros tienen la capacidad de amanecer con una alegría intensa, dispuestos a disfrutar y sin perder el interés por las cosas sencillas de la vida.

8. No hay que olvidar que la comida es algo increíble.


Estamos tan acostumbrados a tener un plato de comida en la mesa, que hemos olvidado el hambre. La comida es algo maravilloso y debemos estar agradecidos.

9. Cuida de ti mismo.


Es fácil perderse en las obligaciones y olvidar la importancia de cuidarse. Los perros no olvidan estirar su cuerpo antes de comenzar una carrera.

10. Olvídate de las etiquetas.


¿Alguna vez te has preguntado por qué un perro encuentra unos zapatos tan divertidos como un juguete de la tienda de mascotas? Es porque tratan a cada objeto por igual. No pierden el tiempo pensando en lo que otros consideran “normal”. Claro que esta filosofía no será buena para tus zapatos, pero debes reconocer que es una gran manera de ver la vida.

Así que a partir de ahora, olvídate de marcas y etiquetas, y preocúpate por descubrir que es bueno para ti.

11. Sé leal a los tuyos.


La lealtad de un perro es incondicional, ellos saben lo que es importante en su vida y lo que no, independientemente de lo que suceda. ¿No deberíamos los humanos saberlo de la misma manera?

12. No guardes rencor.


Los perros tienen una gran facilidad para olvidar las cosas que no son importantes. Incluso si has cometido errores en el pasado, los perros no te lo van a tener en cuenta. ¿No deberíamos aprender los humanos esto?

13. No discriminar.


Cuando un perro se encuentra con otro, no distingue por raza o tamaño, ve el mismo potencial en su nuevo amigo. Si los seres humanos fuéramos iguales, nuestro mundo sería mejor.

14. Aprecia las pequeñas cosas.


No hay alegria tan pequeña que un perro no pueda apreciar. Los perros siempre están dispuestos a convertir cualquier cosa pequeña en un gran momento.

15. No tener miedo a mostrar lo mucho que amas a alguien.


Los perro no tienen miedo a darte la bienvenida en la puerta y demostrar al mundo lo mucho que te han echado de menos. Ese tipo de honestidad falta mucho entre los humanos.