Es normal que odies el despertador con todas tus fuerzas pero... ¿Y ESTE? MIRA


A nadie le gusta tener que despertarse, y mucho menos cuando ha dormido poco. El sueño es una parte fundamental de la recuperación de nuestro cuerpo, donde se producen una explosión de acontecimientos fisiológicos dentro de nosotros que son vitales en todos los sentidos. Mientras dormimos nuestro cuerpo se relaja, disminuye la presión arterial, fabricamos músculo, las células se regeneran y nuestra memoría se “asienta”. Por eso cuando nos despertamos antes de que el proceso haya concluido nos cuesta tanto.

Si a lo anterior le sumamos que la forma de despertarnos es un agudo pitido intermitente que agujerea nuestro tímpano como es el de un despertador eléctrico, todo se vuelve mucho peor. Por eso, la mejor manera de despertarse de buen humor es tras un sueño reparadador, y si no, más te vale tener a un amigo como el samoyedo del siguiente vídeo.


VEA EL VÍDEO A CONTINUACIÓN: