10 geniales regalos para hacer en San Valentin sin gastar mucho dinero


¿Qué le regalo? Ésta es una pregunta típica que nos hacemos todas y todos en muchos momentos, cuando queremos tener algún detalle con nuestra pareja. Lo importante de los regalos no está en el regalo en sí, sino en el mensaje que transmitimos con él. La creatividad y el ingenio que usemos transmite mucho más que el importe económico del mismo.
Las flores... El regalo con el que siempre aciertas. Las flores nos gustan tanto a los que tenemos nombre de varón como a las mujeres. Pero seamos creativos a la hora de regalar flores. La rosa roja es la flor elegida en un 95 por ciento de los casos para regalar en el día de los enamorados. Por eso, durante el día de San Valentín, el precio de las rosas rojas aumenta un 20%, ya que su demanda es un 30% mayor de lo normal.

Si regalamos lo mismo que todo el mundo, es porque amamos igual que todo el mundo. Trasmítele a tu pareja que la amas de forma diferente, que la amas más que nadie, más que a nadie, mejor que nadie la va a amar nunca... Para ello, regálale las flores de forma distinta, como nadie se las ha regalado jamás.

1.-Regálale una docena de rosas con un toque diferente. Regálale once rosas rojas y una blanca, y con una nota que diga: “En cada ramo de rosas siempre hay una que destaca sobre las demás. Y tú eres ésta”.

2.-¿por qué no hacemos saltar el conmutador eléctrico y simulamos un corte de electricidad en casa sin que lo sepa nuestra pareja...? De esta manera, como no podremos poner la televisión, ni él podrá quedar abducido por unas horas con la consola de videojuego, ni se podrá conectar el ordenador para terminar un trabajo pendiente, ni encender la calefacción... no habrá más remedio que prender unas velas, acurrucarse juntitos tapados por una mantita e imagínate el final... ¡Qué romántico!, ¿verdad


3.-antes de que tu pareja se vaya a duchar escribe con jabón en el espejo “Te adoro vida mía”, y lo rodeas con un corazón. Así, cuando el vapor empañe el espejo, tu dibujito quedará impreso como por arte de magia.

4.-No seas perezosa ni perezoso. Ponte manos a la obra ahora mismo. Una carta de Amor bien escrita hará suspirar a la persona que amas. Además, la guardará con toda seguridad y cada vez que se cruce con ella revivirá las maravillosa sensaciones que le harás sentir dentro de tres días, porque tres días es el tiempo que falta desde ahora mismo y hasta que el cartero la deje en su buzón.

5.-Que una pareja de enamorados pasee implica ir cogidos de la mano. También es necesario que durante el paseo ninguno de los dos lleve un mp4 con su música favorita ni espere ninguna llamada importante al móvil (mejor se deja el aparatejo en casa o se lleva apagado, para que el contestador haga su trabajo...).

Asimismo, otro aspecto importante de un paseo romántico es la velocidad. Pasear no es trotar. El trote es decididamente anti romántico. Se debe pasear lentamente. Y si me lo permites hasta puedo decirte que la velocidad del paseo amoroso es de 2,3 kilómetros por hora, incluso a riesgo de que los caracoles se te suban a los pies. Piensa que si existieran las carreras de paseos de enamorados, la pareja ganadora sería la última en llegar a la meta... ¿sí o qué?

Por otro lado, no vale la excusa de por dónde pasear... No es necesario tener que hacerlo por la playa bajo la luz de la Luna. El paisaje es lo de menos, aunque también es cierto que hay parajes mejores que otros. No obstante, cuando el Amor acompaña a la pareja mientras pasean, cualquier lugar es propicio; e incluso el gentío pasa inadvertido...

6.-Todas y todos conocemos algún juego de salón. Cuántas estupendas velada hemos pasado jugando algunas partidas de un divertido juego, ¿verdad?

Os propongo lo siguiente: elijamos nuestro juego favorito y adaptémoslo para que se pueda jugar en pareja de forma especialmente romántica. Para ello, podemos cambiar algunas reglas, reescribir las tarjetas, hacer que las prendas o los premios tengan un toque romántico o sexy... En fin, vale todo lo que vuestra imaginación y vuestra creatividad pueda asumir.

7.-Consejo romántico para cuando estéis en público; por ejemplo, cenando en un restaurante: susúrrale cosas bonitas al oído. Échale piropos, hazle elogios, dale mimos, halagos, lisonjas... Además, puedes, o mejor dicho debes susurrarle comentarios morbosos, eróticos, escandalosos y sugerencias descaradamente lujuriosas. Haz que todo el mundo piense que lleváis sólo unos días saliendo. Provoca envidia en los demás por lo bien que os lo estáis pasando. Prepara el terreno para que la velada acabe con fuegos artificiales... Así conseguirás que vuestra cena se aderece con la ardiente y susurrada pasión que sientes por tu pareja.

8.-Una buena idea es hace una búsqueda del tesoro, en la cual se pueden poner pistas por toda la casa hasta llegar al regalo en sí. O sino hacer todo un camino con bombones. Esto pondrá un gran entusiasmo de la mujer o el hombre en encontrar el regalo.

9.-Poniéndose en un enorme caja del regalo en la cual puedes caber y empleando a un grupo de amigos para entregar tú mismo a un lugar en donde la satisfarás. Lo original es cuando ella abrió la caja, de ella será sorprendido y que se ríe del mismo tiempo. Y tu estas dentro con un ramo de flores o una caja de bombones.

10.-La lencería (para las mujeres) o una ropa interior sexy (para los hombres) podría ser el regalo más sexy de todos. Después de que lo des, puedes pedir que te la muestre y ello puede llevar a una sola cosa . Existen muchos tipos diferentes de
lencería y ropa interior sexys.

Fuente tumejorversion.blogspot.com