Su novia le dejó por pesar 127 kg, ahora es modelo y este fue su impactante cambio...

La historia de Jonny Laidler es un ejemplo de superación, y por qué no decirlo, de venganza. Jonny era un chico con sobrepeso que tenía una novia que decidió abandonarlo.



“Mi novia y yo nos separamos porque ella me estaba engañando y ese chico era realmente flaco. Cuando tienes 127 kg todo lo que quieres es deshacerte de ese peso. Comencé a correr 11 kilómetros al día y a perder peso con mucha rapidez”, dijo Jonny.


Al parecer descubrir su infidelidad le motivó a cambiar de hábitos en lugar de deprimirse. Imagínate lo duro que debe ser comenzar a corre con 127 kilos. Poco a poco este joven comenzó a perder peso y moldear su figura hasta quedar con un verdadero cuerpazo.

“También comencé a jugar al rugby y a otros deportes de equipo"


Aunque no formaba parte de sus planes, el joven se presentó al concurso de modelos Next Top Model Leeds y lo ganó. Desde entonces ha sido contratado por agencias de modelos internacionales y no ha dejado de desfilar profesionalmente.
Lo que no sabemos es si su antigua novia se acordará de él viendo las fotos con su aspecto actual. Suponemos que un poco de arrepentimiento senetirá al comprobar en que se ha convertido el patito feo de su exnovio.

"Siempre seré una persona gorda y alegre por dentro. Sólo que ahora me veo mejor desde fuera”, dijo recientemente Jonny Laidler mostrando un gran sentido del humor.


También nos cuenta como se convirtió en un joven con sobrepeso, "Solía jugar a los videojuegos muchísimo en vez de hacer otras cosas y caí en la mala costumbre de no salir fuera”.
Desde luego llevar una vida sedentaria influye tremendamente en el aumento de peso, pero menos mal que fue capaz de darle la vuelta a su vida aunque haya sido después de un desengaño amoroso.
Muchas veces, al echar la vista atrás nos preguntamos como estarán nuestras antiguas parejas. Y aunque suene un poco cruel, nos alegramos de haber mejorado con el paso de los años nosotros más que ellos o ellas.
Así que si piensas abandonar a alguien simplemente por algo tan accesorio como su belleza exterior, piénsatelo dos veces no vaya a ser que esa persona se convierta en una auténtica belleza de fama mundial.