Esto que ves son productos comestibles reales. Son aterradores, ¡y legales!

“Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet” es una obra de teatro (y película) sobre un barbero que asesina a personas y coloca las partes de los cuerpos en pasteles de carne que le da a sus vecinos. El artista Kittiwat Unarrom debe haber oído hablar de la obra y pensó: “¡Qué deliciosa idea!”. Mientras que él no utiliza realmente los cadáveres de las personas asesinadas (esperamos), sus creaciones de pan lucen inquietantemente similares a la carne humana.

¿Manos gigantes? Sí, de pan.


No ayuda que él parece estar utilizando herramientas quirúrgicas.



La verdad es que me provoca comprar estos sólo para quitarles la envoltura de plástico a los rostros de estas pobres personas.


Pintando un poco de sangre.


Él mantiene el pan colgado de ganchos de carne. Jaja…


Este tipo parece dolorosamente consciente de que acaba de salir de un horno caliente abrasador.


¡Deléitate con muchas caras!


Me siento como si estuviera en el set de una película de terror.


Echa un vistazo a la vena en el brazo.


Estos rostros humanos pelados contrastan con los preciosos motivos florales de la mesa.



Como a alguien que no le gusta comer algodón de azúcar porque parece anime, no sé si podría superar el hecho de que éstos panes se ven como ciudadanos muertos. Tal vez me gustaría probar un oído por primera vez…