Estaba dando un paseo por el bosque y descubrió algo que le dejo espantado...

Al adentrándose en el bosque para cazar alces, Greg Zubiak no suponía que volvería con un tesoros diferentes. Aunque no haya encontrado ningún mamífero cornudo grande, encontró una caja con 20 mascotas que alguien había dejado allí. Los cachorros abrazados, hambrientos y con frío enorme, sin la ayuda del hombre no podrían sobrevivir.

Por suerte Greg es un tío de buen corazón. Llevó los cachorros consigo y hizo todo lo que pudo para buscarles nuevas casas.

Grek Zubiak en el sitio donde encontró los cachorros.


Un hombre dando un paseo por un bosque encontró un atado raro. Al ver que era, se heló…

La edad estimada de los cachorros era de 3 meses.



Zubiak nunca habían soñado con poseer 20 perros, pero sabía perfectamente que no podía dejarlos en el bosque para que se murieran de hambre i frío o fuesen devorados por coyotes…


El refugio local no pudo ingresar a todos los cachorros. Sin embargo, al oír noticias sobre los perritos, llegaron voluntarios para ayudarles y buscaron casas para los cachorros.


Los pequeños tenían mucha hambre y estaban descuidados.


No obstante, ahora ya se sienten mucho mejor :).


Hasta ahora no me lo puedo creer. ¿Cómo se ha podido dejar estos peques hermosos en un bosque para que se muriesen? Qué suerte que haya pasado por allí un hombre que les ha ayudado.

¡Si te ha conmovido esta historia, comparte la publicación con los amigos!