Va con la camiseta apretada durante 10 horas por Manhattan mientras le ocurren cosas horrorosas...


Nadie puede negar que un piropo le agrade o le haga sonreír, pero cuando estos se transforman en un goteo constante seguido de comentarios poco agraciados y de comportamientos que asustarían a cualquier persona, todo cambia.
En tan solo un minuto la panorámica llegaba hasta dar miedo. Muchos dijeron en los comentarios que era un comportamiento normal, que se quejaba por gusto o que esas cosas sólo pasaban en la India.
Para demostrar que esto sucede en todo el mundo una joven se graba con cámara oculta paseando por las calles del barrio de Manhattan en Nueva York. Durante 10 horas grabando capta piropos, faltas de respeto e incluso a gente actuando de forma muy preocupante.


VEA EL VÍDEO A CONTINUACIÓN:



Original: Street HarassmentVideo. Si quieres donar por la causa hazloaquí. Creado por Rob Bliss