En cuánto veas estos inventos caseros querrás usarlos desde ya


1. Un bote de ketchup para hacer unas tortitas perfectas

¿Haces tortillas frecuentemente? ¿Eres capaz de que te salganredondas? Si tienes problemas con esto tan solo tienes que coger un bote de ketchup, mayonesa, mostaza, etc que se pueda rellenar con facilidad. Después de haberlo limpiado bien, llena el bote con la masa de las tortitas y échala en la sartén con suavidad. ¡No falla!


2. Post-it al taladrar

LIFEHACKER

Enfrentarse al polvo y la suciedad después de usar el taladro no es nada agradable. Para poder hacer un agujero en la pared sin manchar el suelo lo único que hay que hacer es colocar un post-it en la paredjusto debajo del lugar donde se va a perforar. Hay que hacer el agujero con suavidad para evitar que el polvo se disperse por otros lados, el post-it hará de recogedor perfecto.

3. Botellas para cerrar bolsas de plástico

LIFEHACKER

Después de una reunión familiar o una merienda son muchas las bolsas de snaks y aperitivos las que hay que guardar. Si en el momento de cerrarlas no se tiene disponibilidad de pinzas, gomas u otros elementos, la boca de una botella de plástico será suficiente. Lo único que hay que hacer el cortar la botella por la parte superior e introducirla en la bolsa. De esta forma la comida está cerrada herméticamente y no se estropeará.

4. Tornillo + goma elástica

LIFEHACKER

Después de una mudanza, o cuando se antoja un cambio de muebles llega el momento de desmontar los viejos. Muchos de estos muebles tienen los tornillos oxidados y dificulta mucho el trabajo cuando se quieren sacar. Para poder liberar el tornillo y conseguir que gire de forma correcta basta con poner entre el tornillo y la herramienta una goma elástica para que la presión sea mayor y no escurra.

5. Bolsas «guarda-todo»

LIFEHACKER

Este accesorio se utiliza normalmente para guardar calzado o útiles de baño. Sin embargo se le puede dar una gran variedad de usos tanto para guardar comida, juguetes o utensilios de cocina en pequeños compartimentos diferenciados.


6. Más baldas en las estanterías

LIFEHACKER

El armario de las especias es uno de los grandes desconocidos de la casa. Muchas veces no se usan todas las disponible porque muchos no saben que las tienen debido a lo colapsado que se encuentra. Para tener todos los botes a la vista y tener más orden en ese «cajón desastre» basta con poner una varilla o tabla a mitad de altura del armario para poder seguir colocando nuevos botes e ingredientes y tenerlos dispuestos de forma correcta.

7. Cables ordenados con cartones de papel WC

LIFEHACKER

Guardar los cables de forma ordenada es una cuenta pendiente para la mayoría. Pese a intentar mantenerlos en orden, es inevitable que los nudos aparezcan y se líen entre ellos. Esto no es solo un poblema de comodidad, sino que puede hacer que los propios cables se desgasten y se estropeen con mayor facilidad. Para que esto no ocurra se pueden ordenar en una caja o un cajón metiendo cada cable en un rollo de papel higiénico acabado.

8. Chapas para las perchas

LIFEHACKER

El sitio en el armario muchas veces supone un problema, sobre todo si se comparte con otra persona. El espacio es limitado y en la mayoría de ocasiones no cabe un gran número de perchas que permita tener laropa colgada y estirada. Para solucionar este lance, basta con colocar en cada una de las perchas una chapa de una lata de refrecos. De esta forma se tiene la posibilidad de colgar una percha sobre otra percha y ahorrar algo de espacio.

9. Clips guarda cables

LIFEHACKER

Otra forma útil de tener los cables a mano y de manera que no se mezclen con otros es tenerlos estirados. Para ello solo hay que colocar los clips que se utilizan para sujetar los folios en la estantería, puerta o superficie que se elija para guardar los cables. Después de eso sirve con introducir el cable por la abertura del clip y los cables se mantendrán sujetos, estirados y separados hasta el siguiente uso.

www.lifehacker.com