25 ideas de sandwiches buenísimos que tardas 1 minuto en hacerlos


El sándwich es siempre la mejor opción para comer rápido y sin complicaciones. Hacerlo no conlleva ninguna dificultad y ofrece multitud de posibilidades para la persona que lo prepara. Un sándwich es una gran apuesta para el desayuno y la cena, además de ser una alternativa interesante para el almuerzo si no hay muchas ganas de cocinar. Aunque preparar un sándwich es muy sencillo, si se deja volar la imaginación, se pueden probar infinitas combinaciones sabrosas.

Jamón y queso
El clásico en del mundo de los sándwiches. Aquí no hay secretos: una loncha de jamón y otra de queso satisfarán a cualquiera. Se puede optar por calentarlo para que el queso se derrita un poco y quede aún más sabroso.

Ensalada rusa
Si se desea un sándwich fresco, entonces se debe elegir el de ensaladilla rusa. Es una combinación que funcionará perfectamente en los días de intenso calor. Para prepararla, debes mezclar una patata, una zanahoria, unos guisantes y un poco de mayonesa. Conviene que el pan también esté frío para que entone con el relleno.

Tortilla francesa
El huevo siempre ha sido un buen aliado del sándwich, sobre todo con un plato muy fácil de hacer, como este. Bate un par de huevos y hazlos en una sartén bien caliente hasta formar una tortilla. Luego, rellénala con los ingredientes que más te gusten.

Atún, maíz y mayonesa
Una de las combinaciones que más se repiten a la hora de elaborar sándwiches. Debes mezclar el atún y los granos de maíz y utilizarlos de relleno. En este caso, debes tener especial cuidado si el atún y el maíz están calientes: podrían malograr la mayonesa por la diferencia de temperatura.

Vegetales

Optar por un sándwich no tiene que tirar por la borda ninguna dieta sana. La versatilidad del plato permite rellenarlo de ingredientes saludables como algunos vegetales. Un tomate, un poco de lechuga y unas rodajas de pepino serán una elección muy acertada si quieres cuidar tu figura. Elige pan de harina integral o alguna variedad con semillas para completar el plato.

Pavo y aguacate
El aguacate es un elemento muy interesante para combinar dentro de un sándwich. Con unas cuantas lonchas de pavo encaja a la perfección. Es un sándwich diferente, con contrastes para el paladar.

Palitos de cangrejo y mayonesa
Una mezcla extremadamente adictiva para rellenar un sándwich. Debes picar los palitos de cangrejo en dados pequeños y añadirles mayonesa. El sabor es inigualable y resulta muy adecuado para combatir el calor.

Queso roquefort
Los amantes del queso saben que el sándwich es otro de los platos en los que pueden dar rienda suelta a su pasión. Un sándwich de roquefort es una opción exquisita y diferente. Si quieres, puedes añadirle jamón: así lograrás una combinación perfecta.

Queso untable y mermelada
El queso untable es un elemento que combina a la perfección con cualquier tipo de mermelada. Un binomio especialmente indicado para rellenar un sándwich porque se complementan muy bien.

Jamón serrano y pimientos verdes
El pecado hecho sándwich es aquel que lleva unas lonchas de jamón serrano con unas tiras de pimientos verdes. La combinación gana aún más si fríes los pimientos un poco y calientas el pan.

Paté

Aquí el abanico es amplio y diverso. Hay tantos sabores de paté como quepan en la imaginación. Dependiendo de cuál escojas, puede quedar bien un ingrediente secundario u otro. Por ejemplo: si eliges paté de champiñones, combínalo con un poco de cebolla confitada.

Frutos secos y queso fresco
Otra apuesta por un sándwich diferente sería combinar los frutos secos, como avellanas, cacahuetes o almendras, y queso fresco. Uno de los más rápidos, sencillos y particulares de la lista

Queso y membrillo
Un relleno delicioso para un sándwich de contrastes, ya que el queso, que es salado, se mezcla perfectamente con el dulce del membrillo. Es para aquellos que deseen probar algo diferente sin hacer ningún esfuerzo.

Berros, huevo duro y mostaza
Una auténtica joya gastronómica que requiere un nulo sacrificio y un resultado espectacular. Los tres ingredientes conjugan sin problema, especialmente los berros y la mostaza.

Chocolate
Un sándwich de chocolate para los más golosos. No suele ser habitual, pero habrá muchos a los que esta apuesta dulce les haga salivar. Si se desea redondear la mezcla, se puede incluir el chocolate previamente fundido o, por el contrario, situar la tableta dentro de un pan caliente para que se derrita. Se puede elaborar en cualquier tipo de pan y no necesita ningún otro ingrediente.

Dulce de leche
Este sándwich sólo es apto para amantes del dulce de leche. No es muy común encontrar un sándwich relleno de este ingrediente, pero seguro que los amantes del dulce quedarán satisfechos con el experimento. Mejora aún más con el pan caliente.

Pollo y rúcula
Un poco de pollo hecho a la plancha y unas hojas de rúcula son suficientes para formar uno de los sándwiches más sabrosos, sencillos y rápidos que se pueden elaborar. Puedes añadirle alguna salsa que complemente la mezcla, como la mayonesa o la mostaza.

Salmón y cebolla frita
Una alternativa sana para hacer un sándwich es el pescado. El salmón es uno de los más fáciles de combinar con otros ingredientes. Añadir un poco de cebolla frita es suficiente para obtener un gran sándwich.

Manteca y salame
Uno de los clásicos en el desayuno de los niños y niñas. La manteca con salame es una combinación explosiva que encaja perfectamente dentro de un sándwich. Se trata de uno de los más adictivos de toda la lista.

Ricotta e higos secos
El sándwich de queso ricotta e higos secos es uno de los más innovadores de la cocina. La pastosidad de este tipo de queso combina maravillosamente con la sequedad y el sabor del higo. Una mezcla muy particular.

Milanesa de ternera
Para hacer un sándwich delicioso no hay que indagar mucho. Freír un buen filete empanado de ternera es una opción segura de éxito para cualquier paladar. Si quieres reforzar el sabor de un sándwich de milanesa, puedes incluir algún vegetal para acompañar.

Berenjena y tomate seco
Sofreír unas tiras de berenjena y rehidratar unos cuantos tomates secos puede darte como resultado uno de los sándwiches más exquisitos y diferentes. Ambos ingredientes se conjugan de manera excepcional.

Crema de cacahuete
Uno de los ingredientes más populares y recurrentes en Estados Unidos es la crema de cacahuete. Un alimento que cada vez tiene más adeptos en otras partes del mundo por sus beneficiosas propiedades: un excelente relleno para degustar en un sándwich.

Panceta frita y queso
La panceta y el queso forman una pareja muy indicada para elaborar el relleno de un sándwich. La combinación mejora si se sofríe un poco la panceta y el queso está algo derretido. Entonces el sándwich estará delicioso.

Pimiento rojo, atún y aceitunas negras
Otra mezcla sencilla, rápida y muy sabrosa. Es preferible dar unas vueltas al pimiento, previamente cortado en tiras, en la sartén. Si no tienes aceitunas negras, puedes optar por otro tipo de ellas.